lunes, 28 de mayo de 2007

PROGRAMADO PARA GANAR

Este Sevilla ni siente ni padece. Simplemente, obedece fielmente las órdenes. Su organismo es tan perfecto que ha dejado de ser humano para ejecutar las misiones como máquinas. Juande lo activó en su día y ha conseguido que las mentes de sus jugadores se programen sólo para ganar. No hay dudas, cansancio, errores, desajustes, desconciertos, relajación, conformismo. Los robots no se arman con defectos. Es una máquina perfecta con ambición (Alves), calidad (Luis Fabiano), velocidad (Adriano y Navas), contundencia (Javi Navarro), profesionalidad (Palop, Drago), efectividad (Kanouté y Kerzhakov), estilismo (Escudé), fortaleza (Poulsen). Un equipo que da gusto ver. Un huracán desatado de fútbol puro, sin impurezas y con un estilo atrevido, el del maestro Juande.